Lun. a Vie. 9 a 18:30 hs. | Sab. 9:30 a 13:30 hs.

Tel: (0598) 2400 4380

E-Mail: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Garantías /  FAQ  /  Mapa del sitio

Elegir un buen micrófono para Saxofón

¿Alguna vez se ha preguntado cuál es la mejor manera de captar un saxofón?

En este post, vamos a explicar:

Las tres técnicas básicas para efectivamente captar el sonido de un saxo
Las distintas opciones de micrófonos
La importancia de la respuesta de frecuencia y del patrón polar
Cómo elegir el micrófono correcto según el músico
Antes de entrar en materia vamos a explorar algunas curiosidades y hacer un breve recorrido de la historia del saxofón. El inventor de este bello instrumento fue el belga Adolphe Sax, quién patentó el saxofón en 1846. En sus orígenes, fue un instrumento utilizado en bandas militares, lo que resultó en su “descubrimiento” por los músicos de Nueva Orleans y su consecuente adopción en el jazz.

Para la captación adecuada del distintivo sonido del saxo, vamos a considerar varios factores. Primero debemos entender que el sonido del saxo es distribuido entre su “campana” y sus agujeros. La mayoría de las personas piensan que el sonido es difundido solamente de la campana (parte final del instrumento), pero lo cierto es que cualquiera de los hoyos que estén abiertos también emitirá sonido. Así tenemos la forma más difundida de captar un saxo: captando la campana y los dedos.

El patrón de emisión sonora es variable ya que dependiendo de la nota ejecutada en un momento dado, el sonido puede venir más de la campana o de los agujeros, lo que lleva al equívoco para los que intenten captar solamente la campana, provocando que el resultado no sea lo más detallado posible.

Las tres técnicas básicas de captar un saxo son:

CAPTACIÓN EN TRIÁNGULO

Imagine un triángulo, donde el micrófono es el vértice en el tope, y el saxo es la base, formando un triángulo equilátero. De esta manera tenemos una captación muy equilibrada.

En este caso, la distancia del micrófono al saxo será dependiente del tamaño del mismo. Para los que no saben o no se acuerden, el concepto de triángulo equilátero significa que consta de tres lados iguales, es decir, el espacio entre cada uno de los tres puntos (o micrófonos) va a ser equidistante.

 

 

CAPTACIÓN SOBRE EL HOMBRO

Como el propio nombre describe, basta poner el micrófono sobre el hombro de quien esté tocando. Esta técnica permite captar el sonido de una forma que se aproxima a lo que el músico escucha mientras toca.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CAPTACIÓN DIRECTA (CAMPANA)

Tal vez sea la técnica más sencilla de implementar, ya que consiste en colocar un micrófono directamente en la campana, o boca del saxo.

 

 

 

 

 

 

MÚLTIPLES MICRÓFONOS

A pesar de no ser común, es posible usar múltiples micrófonos para captar el saxo. Podemos usar un micrófono directo y otro para ambiente, siempre y cuando se tome en cuenta la coherencia de fase entre los micros. Como al captar cualquier instrumento con varios micrófonos, las señales fuera de fase pueden influir negativamente en la percepción de la fuente y causar problemas al momento de realizar la mezcla.

Otra técnica interesante y digna de mención es aquella llamada Blumlein, la cual requiere de dos micrófonos condensadores buenos, con patrón polar bidireccional, como el KSM44A. De esta forma obtendremos una representación estéreo del sonido del saxo.

TIPOS DE MICRÓFONO

Para usar un único micrófono, se recomienda un condensador pues cuanto más plana sea su respuesta, más agradable será su resultado.

La respuesta rápida a transientes también es importante. A continuación exploraremos algunas opciones que aporten a una captación con este fin. Cuando hablamos de cápsula grande, el KSM32 es una buena opción, y si queremos un micrófono de cápsula más pequeña, el KSM137 sin duda es otro excelente candidato. Pero con este último debemos tener cuidado de que el músico no se mueva mucho para no perder la captación ideal.

Otra opción para el usuario es usar un micrófono dinámico, como un SM57 o SM58apuntados directamente a la campana. También se pueden lograr excelentes resultados usando micrófonos de listón debido a su patrón polar (bidireccional), y a la cualidad sonora inherente a su respuesta que tiende a sacar la “nasalidad” del sonido.

PATRÓN POLAR Y RESPUESTA DE FRECUENCIA

Debemos considerar que el instrumento produce una buena cantidad de energía entre 2KHz y 5KHz. De esta forma, no se recomiendan micrófonos que enfaticen demasiado este rango. De hecho, un de-énfasis es bienvenido, si es posible. El patrón polar más usado es el cardioide ya que rechaza el sonido que viene de la parte de atrás del micrófono, y te permite una cierta movilidad por no ser muy cerrado.

Claro que es posible utilizar otros patrones polares, pero hay que respetar las limitaciones de cada uno. Por ejemplo, se pueden usar micrófonos omnidireccionales, pero tiene que estar en una sala con buena acústica, caso contrario captará sonidos indeseados (ruido). Aquí la gran ventaja es la movilidad.

Los micrófonos bidireccionales (figura de ocho) pueden ser usados, colocando el saxo alineado con su punto de nulidad. Parece una locura, pero el sonido del saxo se propagará alrededor del punto nulo, que rechazará apenas el sonido directo central, captando las reflexiones y los “laterales” del sonido.

Los micrófonos bidireccionales (figura de ocho) pueden ser usados, colocando el saxo alineado con su punto de nulo. Parece una locura, pero el sonido del saxo se propagará alrededor del punto de nulo, que rechazará apenas el sonido directo central, captando reflexiones y las “laterales” del sonido.

Estos micrófonos también permiten la captación directa en la campana, y la parte trasera del micrófono que captará un poco de reverberación, dando una naturalidad al audio.

SELECCIÓN Y COLOCACION DE MICRÓFONOS

Debemos analizar al músico. Si es alguien tímido, que no se mueve mucho y se queda parado, los micrófonos fijos en pedestales serán perfectos, pero si el músico es agitado, le gusta moverse, correr y saltar, ¿qué hacemos? En este caso, podemos usar un Beta98, con un transmisor de cuerpo (un sistema de microfoneo inalámbrico).

El Beta98 posee un cuello de ganso ajustable que puede ser direccionado, y puesto a una distancia segura de la campana para minimizar una posible retroalimentación (¡que sería terrible!). Apuntando el Beta98 hacia los agujeros se logra un sonido excelente. El micrófono es liviano, discreto y pequeño, pero no se dejen engañar por su tamaño, pues ha probado ser un gran contendiente para captar el saxo de esta manera.

Les dejo mi indicación personal que es probar este micrófono con los sistemas inalámbricos GLX-DQLX-D o ULX-D, pues ofrecen una respuesta de frecuencia entre 20Hz y 20KHz, incluyen baterías recargables que duran unos 5 años, y otros beneficios. ¡Les garantizo que les encantará!

Fuente: http://esblog.shure.com/ 

Catálogo

Síguenos en Facebook

SFbBox by psd to html

Nuestros Servicios

Artista Shure

No importa si es en vivo o en el estudio, Julieta Venegas siempre usa el #Shure Beta 58A por su espectacular sonido. Conoce más sobre él aquí: shu.re/w0LbeY

~ Shure Americas

Newsletter